¨Lo único que puedo decirles a ustedes es que si me hacen una pregunta y no sé la respuesta, les diré directamente que no sé la respuesta, pero también buscaré la forma de encontrarla, y cuando la tenga, se la daré. ¨

lunes, 29 de marzo de 2010

Dos columnas interesantes.


Algo Más Fácil

Entiendo que llevamos
un fardo de contradicciones y decepciones a la espalda
que a todos nos han hecho daño
y que también hemos roto más de un corazón
pero no logro entender a esas parejas
que convierten el amor en política
cambiando el colchón por la mesa de negociaciones
buscando en la estrategia lo que la complicidad no les da.
Es hora de ponerse codo a codo
y hacer de la vida un paisaje
de esos que sólo pueden ser vistos
cuando se miran con 4 ojos a la vez.
Nada de espejos individuales,
hay que beberse el agua
que miraba Narciso.
No quedarse parados frente al arroyo
mirándose mirándose
para no romper la imagen en el agua
y acabar muriendo de sed.
Bébetela toda
y olvídate de ti.
Conozco todos las formas de romper un corazón
las he fabricado y, como tú,
sobre todo, las he llorado
pero nadie va a convencerme
de que es posible acercarse al amor
con la escuadra y el cartabón.
Calma por favor,
a todos un día nos pisaron las entrañas
y nos cubrieron de promesas que no se llegaron a cumplir
pero no hagamos pagar a nuestros futuros amantes
los rencores del pasado.
Este mundo está loco
pero aun respiran muchos seres humanos
que valen la pena.
Es tiempo de olvidarse de la cabeza
y volver a usar el corazón.

Marwan



Mujer

Hay días en que no puedo dejar de pensar que no me gusta lo que se considera normal...y me disgusta ver como la tristeza se apodera de las relaciones personales por no luchar, por no tratar de conseguir o merecer algo mejor, y se conforman con lo que les ha tocado...incluso con lo que les tocó hace ya demasiados años. Olvidaron o no conocieron lo que es el respeto a los demás y a uno mismo...

Me gusta mirarte y salir de esquemas que todos siguen, porque nadie sabe que entre tus manos y las mías hay una complicidad que se agarra con cada uno de los dedos y pudiera cortarse incluso si se quisiera...
Me siento bien cuando veo en la gente justo lo que nunca me gustaría ser...y es así como me ayudan a no despistarme...a recordarme que, si algún día a la fuerza se me llevan, seré tan absurdo como ellos y dejaré de disfrutar del calor que hace bajo las sábanas cuando no hay despertador que nos enfríe...

"...si hoy nos disfrutamos es porque un día arriesgamos y dejamos en el camino a esa gente que no mereció estar a nuestro lado...y no puedo dejar de sonreír cuando lo pienso..."

César Rodríguez

miércoles, 24 de marzo de 2010

Saudade.



¨Saudade del latín solitas, soledad, es un vocablo empleado en portugués y también en la lengua gallega, que describe un profundo sentimiento de melancolía producto del recuerdo de una alegría ausente, y que se emplea para expresar una mezcla de sentimientos de amor, de pérdida, de distancia, de soledad, de vacío y de necesidad. Saudade es la sensación que permanece cuando aquello que una vez se tuvo, material o inmaterial, que en su momento permitía disfrutar alegría y euforia se ha perdido y se extraña y el hecho de recordarlo, tenerlo de nuevo o pensarlo, produce una sensación de volver a la vida.
El término, de extensa y ambigua definición, ha sido considerado uno de los más difíciles de traducir, y es uno de los conceptos clave de la lengua y de la cultura en Portugal y Brasil. Saudade es la emoción predominante trás el fado, la samba y la bossa nova brasileña¨




Algo más de medio año viviendo en Lisboa me basta [que no sobra] para afirmar que pasaría bastante más tiempo aquí.
Es complicado encontrar el ¨sitio¨ de uno, o al menos el que uno así lo sienta. Más aún si solo puedes comparar una pequeña ciudad estudiante, un mes de aprendizaje en una isla de habla inglesa, y la susodicha y protagonista del blog.

Desde que recuerdo siento gran repulsión a Madrid y su vida caótica. La vida impersonal [que no diversidad cultural] impuesta en las grandes capitales como Dublín, Londres, o Roma, me gusta, pero de visita. Salamanca se quedó pobre en muchos aspectos hace ya tiempo, no me gustan las etiquetas, ni los sitios que no dan más de sí. Y llevo varios años, en mis diversos viajes, intentando hacer ver a mis acompañantes que con lo que más disfruto no es con los monumentos anunciados, los edificios grandiosos, o las fotos de postal. Sino con una bonita y austera vista, paseando por una calle recogida, o degustando la gastronomía más propia del lugar en algún bar `` de la casa´´. A todo esto se suma el aire bohemio que , sin llevarlo al extremo, empieza a despertar algo más que mi interés.
Si hiceramos una mixtura de todos estos ingredientes[ON-OFF] no obtendríamos otra cosa que... LISBOA.

Y empiezo a tener miedo, pánico cada día que sumo a mi estancia aquí, y resto a mi punto y final de la erasmus.
No imagino levantarme y no sentir golpecitos en la pared; Ni mejor desayuno que mi pan de cereales recien hecho; O, los Domingos disfrazados, despertarme tarde y acurrucada entre sábanas intuir colar por la vieja ventana de madera brisa fresca y música de acordeón; Poner un pie en la calle y pisar adoquines, ir deprisa al metro, o pasear por Rua Augusta siempre con algún tono de fondo; Tomar, después de mi siesta, café en alguno de los múltiples miradores; Subir la gran cuesta de Luis de Camoes para llegar a la biblioteca [bautizada ¨Harry potter¨] y sacar uno de sus antiguos libros; Escuchar fado en directo; Salir por Bairro, beber en la calle hablando o riendo, conocer siempre algo y alguien nuevo; Estar tan rodeada de gente que empiezo a sentir mi GENTE, como sola con música puerta y llave siempre que lo reclamo; Organizar quecomo, queceno, quemepongo, quelavo, hoyrecogo... y no tener que dar ningún tipo de explicación; Ver edificios noreformados para ser grandiosos, calzadas noasfaltadas para ser cómodas, gente novestida para ser cool; diversidad de culturas, estilos, modas, criterios...
No imagino el día que entienda lo que significa SAUDADE.


martes, 16 de marzo de 2010

domingo, 14 de marzo de 2010

Compro novio de Domingo; pago hueco en mi cama y IPOD conectado a unos altavoces repleto de música, acompañada, y de Domingo.

Compro compañero de galão con conversación; pago intento de enriquecerla.

Compro peatón fascinado de serlo; pago paseo con silencios no-incómodos, y material fotográfico robado no-carne de redes sociales.

Compro un amante de la noche; pago pie de barra hasta bien entrada la mañana, y desayuno con miguitas de risas bañadas en complicidad.

Compro un aprendiz de abrazos; pago una principiante en ellos.

Compro una caricia en la espalda; pago beso a la altura de la frente.

Compro barra libre de sinceridad; pago sin garrafón.



Quanto é que custas?


sábado, 13 de marzo de 2010

Contra la sinceridad: te he mentido.

Sigan deleitándose con mi querido Risto:


Te he mentido. Justo lo que te juré que jamás haría. Lo he hecho. Repetidas veces. Aunque eso no es lo peor. Lo peor es que lo he venido haciendo desde el primer día. Desde que te conocí.
Te dije que por fin te había encontrado. Te dije que eras mi una entre un millón. Te intenté explicar que jamás había sentido así. Que tú serías mi antes, y mi después. Y que si tú me querías, ya no buscaba más.
Después te dije que esto era lo que siempre había deseado. Te conté que amaba la estabilidad que me proporcionabas. Por la prisa de estar contigo. Por la calma de estar junto a ti.
Te puse en el lugar de mis inquietudes, creyendo que así, igual por inanición, mataría a la bestia. E ignoré que esa bestia, si no come inquietudes, se me come a mí.
Te vendí fidelidad que, más que fidelidad, fue represión. Te vendí una exclusividad que, más que exclusividad, fue prohibición. Te vendí un compromiso que, más que compromiso, fue soledad.
Y tú decidiste comprar. Creíste que cambiaría. O mejor. Me creíste cuando te dije que cambiaría. Decidiste creerme. Al igual que yo, necesitaste creer para poder querer.
Y dejé de probar. Dejé de probar, para probar contigo. Y todo lo que probamos fue deliciosamente inolvidable. Pero no fue lo que había probado sin ti. Probamos, nos probamos y nos gustó lo que probamos, que fue muy diferente a lo que no podíamos volver a probar jamás. Y eso, la imposibilidad de volverlo a probar, fue lo que, seguramente, lo hizo mucho más apetecible de lo que realmente es.
Vaya par de nómadas que se hicieron los sedentarios, no sé a quién quisimos engañar. Pero qué lindo engaño, la verdad. Ojalá todos los engaños tuviesen momentos tan dulces como los nuestros. Ojalá todas las mentiras llevasen tanta razón, tanta verdad.
Discúlpame, te lo ruego, te lo sigo rogando. No sé ni cómo me lo vuelvo a creer yo cada vez. Me he contado ese cuento tantas veces que hasta mis mejores amigos pasan apuros haciéndose los crédulos. Me quedé muy solo estrenando ilusión cada primera vez. Y aún así, desde dentro de esta locura, cada vez vuelve a ser lo único cierto, lo más real que existe, lo más grande que hay y que probablemente viviré jamás.
Se que me volverá a ocurrir. Este para siempre que dura un rato. Este nunca más que siempre vuelve. Volveré a desmentir todo lo que he escrito aquí, volverá a parecerme todo un ensayo, volveré a ser increíble y volverá un por fin a perder el por.
No me mires así. No es algo de lo que me pueda sentir orgulloso. Piensa que el hecho de que yo te mintiese no significa que fueses tú la única engañada.

Ya no nos voy a engañar más.

Me veo capaz de volverme a mentir.

Pero ya no contigo.

Ya no contra ti.

Y me hace gracia.

Si eres pijo, o quieres entrar en el gremio de camisa(polo)-jersey-náuticos tienes que mantener en público postura y gesto de Joselito, debe interesarte la música flamenca y por supuesto reunirte en corro con demás toreros de peinado, y gruñir [siempre por encima del hombro] a alguna ¨niña¨ dentro de los cánones de posición y belleza ya preestablecidos, no vaya a ser que el billete de 50 con el que pagas las copas se devalúe.
Pero ahora resulta que lo que se lleva es ser pijo alternativo, retro de marca, ¨casual¨. Es muy cool afirmar que te gusta la música indie. Claro, siempre que no te saquen de los grupos que estudiaste la semana antes de acudir a ese festival de moda, como lo llamaban...contempopranea?sonorama? donde no olvidaste tus gafas enormes de pasta, que como dice mi padre, antes las llevaba el tonto de la clase, pero ahora da algo así como estilo o personalidad sí,sí, solo que compartida con otras milquinientas personas. Me gusta que estés tres horas delante del espejo para conseguir esa especie de moñocoleta alta con aire despeinado. Y adoro como antes de aparecer por Candela-Berlín-Ubalinda te paseas por la Imprenta[recuerdas? ese sitio que decías que era de guarros] a tomar unos litritos de agua de Valencia.

Y esque cada vez veo más contaminada esta ciudad, o lo está igual que siempre y yo antes ficaba apestada por el humo.

pero que no pasa nada, oye! que me hace gracia.


[no extiendan esta crítica más allá del postureo al que va dirigida]



AUDIO-Orgullosamente, Circodelia.

viernes, 12 de marzo de 2010




Querias estudar
as tuas estrelas
-o teu zodíaco-
os planetas.
Tiveste sempre razão em ter medo
do ruído que os ossos te faziam
e da nitidez com que o teu ouvido
podia ouvir
mas agora, quando tens o corpo quente,
os ossos segredam-te
Amiga, amigas, amigos, Amigo
não tens necessidade de calcular
graus para saberes se o teu ascendente
perturba
O mais certo será saber: até onde
é que um mágico poderá espreitar por dentro da pele.

martes, 2 de marzo de 2010

Cantautores III

Se vende caro escoger mi Top3 en disco de cantautor del momento.
Finalmente, y con lucha de por medio:

1)Fabian, Espera a la primavera.
Tenía mis dudas frente a Adiós, Tormenta, pero del primero no tiene desperdicio nunguna canción. Es un disco suave, lento, y con todo ello agrada escucharlo del tirón.





2)Luis Ramiro, Dramas y Caballeros.
Ciertamente Luis Ramiro se consagra como cantautor en su último trabajo.





3) Rafa Pons, Mal te veo.
Hasta el momento de redactarlo he estado dudando entre éste e Insisto... no pasen por alto ninguno de los dos!



[No pude resistirlo:]